Medicamentos

En el caso de los medicamentos, hay que tener especial precaución con los excipientes (sustancias que se añaden al medicamento para dar forma, favorecer la fabricación, mejorar el sabor, color, etc.). Los pacientes con IHF no tolerarán algunos de estos excipientes ya que muchos de ellos son azúcares o edulcorantes.

Consideramos excipientes cualquier componente que se añade al medicamento, como por ejemplo:

- Colorantes, conservantes, espesantes, saborizantes, aromas, etc.

- Componentes del recubrimiento externo como cápsulas, cápsulas de gelatina, cápsulas rectales, etc.

- Mezclas de excipientes como los que se usan para el recubrimiento de comprimidos.

- Componentes de las tintas utilizadas para marcar cápsulas o comprimidos.

- Diluyentes presentes en extractos de plantas o vitaminas.

 

La legislación actual española (Circular 1/2018) obliga a:

  • que TODOS los excipientes aparezcan en el PROSPECTO.
  • se incluya una alerta en los contraindicados en IHF:
    • Fructosa y sorbitol (E-420) Intravenoso: Los pacientes con intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF) no deben recibir este medicamento a menos que sea estrictamente necesario. Los bebés y los niños (menores de 2 años de edad) podrían no estar diagnosticados de intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF). Los medicamentos (que contienen fructosa/sorbitol) que se administran por vía intravenosa pueden resultar potencialmente mortales y deben estar contraindicados para esta población a menos que exista una necesidad clínica absoluta y no exista ninguna otra alternativa disponible. Antes de recibir este medicamento, se debe revisar detalladamente la historia clínica del paciente en cuanto a los síntomas de IHF.
    • Fructosa (oral e intravenoso), sacarosa, azúcar invertido, sorbitol (E 420) (oral e intravenoso), maltitol (E 965), isomaltitol (E 953) y lactitol (E 966): Los pacientes con intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF) no deben tomar/recibir este medicamento

 

En aromas y saborizantes, cuando contienen fructosa, sacarosa, azúcar invertido, sorbitol, maltitol, isomaltitol y lactitol, lo debe indicar junto con el nombre del excipiente. En el caso de que dicho aroma o saborizantes no tuviese ninguno de esos excipientes contraindicados

Ej. Amoxicilina/Ácido clavulánico Mylan 125 mg/5 mg + 31,25 mg/5 ml polvo para suspensión oral. Excipientes: Ácido cítrico anhidro, Citrato de trisodio anhidro, Aspartamo, Talco, Guar galactomannanum, Dióxido de silicio anhidro, Aroma de limón (contiene glucosa, sorbitol (E-420), y almidón de maíz), Aroma de melocotón-albaricoque (contiene sorbitol (E-420) y almidón de maíz), Aroma de naranja (contiene almidón de maíz) à el aroma de limón y melocotón-albaricoque contiene, sorbitol.

Ej. Amoxicilina Ardine 500 mg. Excipientes: Aroma de frambuesa (contiene glucosa y almidón de maíz) à el aroma no contiene sorbitol.

 

Existen medicamentos con fructosa o sorbitol en preparados que se administran por vía oftálmica, subcutánea, intramuscular (por ej. vacunas), etc. Se desconoce la cantidad que se absorbe de fructosa o sorbitol por vía subcutánea o intramuscular, se debe valorar el riesgo/beneficio de su administración. Existe sorbitol en algunas preparaciones oftálmicas pero se prevé que la absorción sea mínima.

Hemos detectado algunos errores en prospectos y fichas técnicas de algunos medicamentos, donde se indicaba que contenía jarabe de glucosa (apto) y en realidad era jarabe de glucosa-fructosa o jarabe de maltitol (no aptos). No se recomienda utilizar ningún medicamento con jarabe de glucosa sin consultar antes con el laboratorio fabricante. Ej:

  • NOXAFIL 40 mg/ml SUSPENSION ORAL (105 ml), posaconazol.
  • BICASAN 2 mg /ml JARABE (250 ml), dextrometorfano.
  • ZIDOVUDINA ACCORD 50 mg/5 ml SOLUCION ORAL (200 ml), zidovudina.
  • ZASTEN 0,2 mg/ml SOLUCION ORAL (150 ml), ketotifeno.

 

¡¡El “JARABE DE GLUCOSA HIDROGENADO” NO es sinónimo de GLUCOSA, es sinónimo de JARABE DE MALTITOL!!

Existe controversia en la tolerancia de algunos excipientes en IHF, por ello se recomienda no tomar ningún medicamento sin consultar con un profesional sanitario, valorar el beneficio riesgo de los excipientes controvertidos (consultar información en la sección “Edulcorantes”) y comprobar SIEMPRE el PROSPECTO, ya que puede haber cambiado su composición. Consultar con su médico, farmacéutico o incluso consultar con el laboratorio fabricante si se tienen dudas.

 

Descarga documento completo de medicamentos